Alcance de esta nota orientativa sobre la calidad de los datos

Para generar datos de calidad aceptable, es necesario asegurar que los pasos principales del proceso de recopilación de datos respeten un protocolo bien diseñado. Los pasos principales son los siguientes:

  • elaboración de los instrumentos de recopilación de datos,
  • capacitación de los encuestadores,
  • muestreo,
  • recopilación de los datos,
  • ingreso de los datos,
  • depuración de los datos,
  • pruebas de calidad de los datos.

En el contexto de la PNIN, los datos ya se recopilaron, ingresaron y depuraron.

Cuando en estas notas orientativas se hace mención a la “evaluación de la calidad de los datos”, nos referimos específicamente a las pruebas de calidad de los datos que se pueden llevar a cabo en los conjuntos de datos depurados.

Cuando se realiza un análisis secundario de datos, es importante conocer el protocolo y el proceso que se aplicaron para garantizar la calidad de los datos recopilados. En particular, las pruebas de calidad de los datos efectuadas, por lo general, se compilan en un informe separado. En estas notas orientativas, describimos las principales pruebas de calidad de los datos.

No existe ningún umbral para la "calidad de los datos". Algunos métodos proponen una "puntuación mundial" para la calidad de los datos que proporciona una indicación general, pero esta puntuación no se debería utilizar como un umbral estándar. En última instancia, el equipo de datos es responsable de decidir si la calidad de los datos reúne los requisitos necesarios para el análisis planificado. Las pruebas descritas en estas notas orientativas serán clave para orientar esta decisión.

Dada la función de las plataformas de información para influir en las decisiones de política, es muy recomendable adoptar un enfoque conservador de calidad de los datos para evitar las críticas que podrían perjudicar la reputación de la plataforma.

Las principales fuentes de información de la PNIN son las siguientes:

  • Los “datos de las encuestas de población” se recopilan en encuestas transversales diseñadas para que sean representativas de la población estudiada (p. ej., población nacional o del distrito).
  • Los “datos rutinarios” se refieren a información que se recopila de manera sistemática y habitual, por lo general, procedente de los centros de salud (p. ej., registros de enfermedades, nacimiento y defunción).

Los datos de las encuestas de población y los datos rutinarios tienen un propósito, protocolo y estructura muy diferentes. Por consiguiente, evaluar la calidad de los datos puede ser muy diferente en función de la fuente de datos.

Esta nota orientativa proporciona detalles tanto de las encuestas de población (páginas 3 a 5) como de los datos recopilados de manera rutinaria (página 6 en adelante).

*****